martes, 1 de septiembre de 2009

ANOREXIA

Días pasados, buscando imágenes para ilustrar una entrada para uno de mis blogs, por casualidad encontré uno que hablaba de la pasarela Cibeles. Decía que los directivos o responsables de la misma, habían tenido que rechazar a una modelo, por que no cumplía con el canon de peso establecido para poder desfilar; no llegaba al peso reglamentado.
La modelo era un esqueleto viviente, daba grima sólo verla.
Quise poner un comentario en el blog expresando mi opinión sobre el tema, y tres veces que lo puse, no lo vi publicado. Pensé que tardaría en aparecer, y lo volví a mirar al día siguiente, encontrándome con el mismo resultado: mi comentario no apareció, a pesar de que había gran número de ellos de niñas que sufrían anorexia.
No me extraña que no fuese publicado, pues volqué toda la furia que siento hacia el tema en él. Más o menos decía así:

“Ahora los señores responsables de la pasarela Cibeles se ven obligados a “enmendar la plana”, rechazando a las modelos que no llegan al peso adecuado. En mi opinión, los CULPABLES de esta situación, son quienes mueven los hilos del mundo de la moda.
Los modistos y diseñadores, junto con los inventores de la muñeca Barbie, son los responsables de que tantas y tantos adolescentes padezcan esa nueva enfermedad que antes no existía llamada ANOREXIA.
Introducen en los hogares ¿inconscientemente? el sufrimiento y la desgracia, con su afán inexplicable de exigir esa extrema delgadez a las modelos, que con esos pechos inexistentes y ese cuerpo esquelético, da pena verlas.

Cuando veo un desfile de moda, y observo a esas modelos, cómo andan, que casi se hacen un nudo con las piernas al andar, o cuando abro una revista muy conocida de costura y moda, veo a esas mujeres a las que sólo se les ve cabeza, mi indignación no tiene límites.

Los fabricantes engañan a todo el mundo con las tallas. Ves en la etiqueta “talla 42”, cuando en realidad corresponde a la 38. La verdad es que no se que se persigue con todo ello.
La anorexia no es cosa que se deba tomar a la ligera, es un martirio para quienes la padecen, y para esas madres que ven cómo sus hijas-os se van apagando sin razón aparente, sólo para lucir el cuerpo de las modelos.
Así, que, señores de la Cibeles, demasiado tarde han puesto límites en el peso, y más tendrían que poner.”
Ese venía a ser mi comentario, y por lo visto la criba por donde pasaran todos, no lo aprobó, cosa que me enfureció más aún.

3 comentarios:

Mjesus dijo...

Se puede decir más alto pero no más claro. Me parece estupendo que lo hayas denunciado en tu blog, pues el adolescente que entra en la anorexia no se da cuenta de lo peligroso que puede llegar a ser.
Te mando un beso.

Jose Antonio Cabrera Ramirez dijo...

Te felicito por tú denuncia pública sobre este problema.
Todo ello tiene un origen económico y los grandes diseñadores y responsables de las grandes pasarelas solo piensan en su ombligo y su caja registradora sin importarles en absoluto las desgracias ajenas de las adolescentes.
Un saludo.

Guardiana de la Vega dijo...

Gracias por tu comentario, es verdad lo que dices. Saludos.